“Holaluz nació de unas cañas entre amigos en un bar. Saqué de mi mochila un documento en el que llevaba semanas trabajando. Iba sobre compartir energía verde”, recuerda Carlota Pi (Barcelona, 1976), presidenta ejecutiva y cofundadora de Holaluz junto a Oriol Vila y Ferran Nogué.

Los tres se conocieron estudiando en el IESE Business School y buscaban la forma de contribuir a hacer del planeta un lugar mejor, de modo que la idea cuajó enseguida. “Vimos claro que queríamos construir un modelo de compañía para hacer el bien, a base de que la energía fuera 100% renovable. Éramos ingenieros y era lo que nos gustaba”, afirma Pi, que tras terminar la carrera y especializarse en técnicas energéticas trabajó dos años en la eléctrica alemana RWE.

Si quieres saber cómo sigue la historia de esta ingeniera emprendedora, sigue leyendo aquí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies