Sara Gómez, ingeniera Industrial y consejera de la Real Academia de Ingeniería, comenzó el proyecto Mujer e ingeniería debido a su creciente preocupación por la poca participación de mujeres en el campo de la ingeniería y la tecnología. Para Gómez, existen diversos motivos por los que las niñas tienden a elegir carreras de letras o ciencias de la salud, entre ellos razones sociales y culturales basadas en estereotipos de género, y que empiezan en edades muy tempranas (a partir de los 6 años). Además, en la entrevista que le realizaron en el programa de El Intermedio en la sección de “Mujer tenía que ser” (y que se puede ver completa más abajo), comentó que las ingenierías son un mundo “muy de varones y un poco hostil”, lo que se traduce en menos mujeres para cambiar el sistema actual.

Entre otras de las razones que considera Gómez que afectan a la desigual elección entre niños y niñas está la “desinformación” y el “desconocimiento” sobre lo que hacen las ingenierías y lo que contribuyen al mundo. Además, reconoce que faltan referentes femeninos por el simple hecho de que también son menos mujeres, potenciando la clásica pescadilla que se muerde la cola de la que es muy complicado salir. Por estas razones, Sara Gómez decidió liderar el proyecto Mujer e Ingeniería en el que la Real Academia de Ingeniería toma las riendas para coordinar una acción estratégica enfocada en reducir la “brecha de género” en ingeniería.

Fuentes consultadas: El Intermedio, Energy News y Real Academia de Ingeniería.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies