Informes

  • The ABC of Gender Equality in Education

    En el informe de 2015 The ABC of Gender Equality in Education: Aptitude, Behaviour, Confidence (publicado con datos de todas las ediciones de PISA), se recogen conclusiones que pueden ayudar a explicar la brecha de género existente en los resultados de chicas y chicos en competencias clave como las matemáticas y la lectura. En seis de cada diez países, los chicos tienen mejores resultados en matemáticas que las chicas. Y ¿cuál puede ser una de las causas? Al parecer, es la falta de confianza en sí mismas al acometer tareas de esta materia: dos de cada tres chicas frente a uno de cada dos chicos informan de que a menudo se preocupan porque temen que las clases de matemáticas les resulten difíciles. Esta percepción puede influir en las decisiones futuras de los estudiantes a la hora de elegir su carrera académica y profesional. En la media de los países de la OCDE, cuatro veces más chicos que chicas se plantean seguir una carrera de ingeniería o de informática. Y en ello también pueden tener que ver las aspiraciones de los padres sobre el futuro de sus hijos, puesto que, según este informe, los padres esperan mucho más que sus hijos hagan una carrera de ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas a que la hagan sus hijas.

  • Informe de la UNESCO sobre la Ciencia

    Hace ya dos décadas que el Informe de la UNESCO sobre la Ciencia cartografía de forma periódica la ciencia, la tecnología y la innovación (CTI) en todo el mundo. Dado que la CTI no evoluciona en el vacío, esta última edición (2015) resume la evolución desde 2010 con el telón de fondo de las tendencias socioeconómicas, geopolíticas y medioambientales que han contribuido a conformar la política y gestión contemporáneas de la CTI. Entre ellas, la incorporación de pleno derecho de las mujeres en estos sectores. La segunda mitad del capital humano sigue siendo una minoría. De forma general, las mujeres constituyen una minoría en el mundo de la investigación. Además, tienden a tener un acceso más restringido a la financiación que los hombres, y están peor representadas en las universidades de prestigio y entre los profesores universitarios titulares, lo que las pone aún más en desventaja en lo que respecta a las publicaciones de alto impacto.

  • 1
  • 2